¿Imperceptibles muros?

bloqueoPor GISEL GARCÍA GONZÁLEZ

Como cada septiembre los escolares cubanos se sentarán en sus pupitres y recibirán libros, libretas y otros materiales, algunas escuelas estrenarán reparaciones o  mobiliarios, sin que los beneficiarios adviertan levemente cuánto costaron al país estas bondades y cuánto menos si no existiera el Bloqueo Económico impuesto por los Estados Unidos a Cuba, durante más de 50 años.

Y es que a pesar de que la Revolución Cubana ha dado máxima prioridad al Sistema Nacional de Educación, dedicándole crecientes presupuestos, todos los años son menos los materiales escolares que el país puede adquirir.

Un importante por ciento de los millones dedicados a las importaciones cubanas en el sector, uno de los mayores de Cuba, se emplean en el pago de fletes en mercados extremadamente distantes. Si se tuviese acceso al mercado norteamericano o del Caribe el dinero ahorrado pudiese costear la adquisición de todo el papel para la impresión de los libros de texto de todas las enseñanzas en un año y los instrumentos de trazado para las enseñanzas primaria y especial.

La habilitación de 60 aulas terapéuticas para niños con discapacidades motoras tiene un costo de 14 mil euros en zonas de comercio europeo, incluyendo los pagos de fletes, intermediarios y cambio de moneda, mientras que en Estados Unidos se pueden obtener por ocho mil dólares.

Similar ocurre con los módulos didácticos para la enseñanza de las ciencias naturales, cuya demanda asciende a los 6 mil, pero solo se adquieren 100; y la lista parece interminable en temas tan sensibles como las escuelas sin materiales y áreas deportivas, las instalaciones para la rehabilitación motriz, máquinas de braile, atriles y baterías para los equipos auditivos.

Entonces, surgen historias como las de Yanet Vázquez Selva, madre de José Edilberto Pérez Vázquez, estudiante de la escuela especial Graciela Bustillo, en Bayamo,  capital de la provincia Granma, quien padece de una parálisis cerebral, 12 patologías asociadas a su enfermedad de base y retraso mental:

“El Bloqueo nos ha provocado carencias importantes para las cuales siempre se ha hallado una solución, alcanzar los actuales logros de mi hijo, de manera gratuita, en ningún otro país hubiese sido posible.

“En su institución educativa lo han ayudado a vencer su invalidismo y a desarrollar habilidades para la vida dentro de su seno familiar. Qué obra humana tan generosa y dedicada hacen diariamente maestros y auxiliares pedagógicos para ganar el interés de estos niños con severos déficit de atención”.

No obstante, no faltan las gestiones, ni las tormentas de ideas, ni la creatividad de los profesores para inventar medios de enseñanza, ni las muy meditadas soluciones que implican el concurso de otros sectores de la sociedad como la implementación de las aulas anexas en centros de la producción y los servicios.

La carencia de materiales reta el ingenio y la creatividad
La carencia de materiales reta el ingenio y la creatividad

Las elaboradas manualidades de papel maché que ocupan los patios de los círculos infantiles cubanos, constituyen hoy un apoyo fundamental al proceso docente educativo, ante las limitaciones impuestas por el bloqueo económico.

Aunque todos los cursos se reciben nuevos materiales didácticos y juegos de mesa para actividades pasivas, la cantidad no satisface las necesidades de la totalidad de la matrícula, circunstancia que reta el ingenio y la creatividad.

Gisela Martínez Jiménez, directora por más de 20 años del círculo infantil Alegría infantil en la costera ciudad de Manzanillo, explica: “Nuestra razón de ser es el logro del máximo desarrollo posible de las niñas y los niños hasta los seis años, y la preparación de estos para ingresar a la educación primaria, por tanto, no hay limitantes para crear condiciones al efecto”.

“Confeccionamos implementos para los juegos de roles a partir del reciclaje de cajas de cartón, papel y otros elementos desechables que convertimos en un reflejo atractivo y pintoresco de la realidad, en función de los propósitos educativos,  afirma la educadora Sandra Acosta.

“Además, se elaboran maquetas para la sala de historia, ejemplificando acontecimientos de fácil aprehensión, y ambientaciones destinadas a los salones de cada año de vida, basadas en cuentos, según su complejidad narrativa, moralejas y valores de los personajes”.

La subdirectora Marubia Naranjo Matamoros explica: “se fabrican medios de enseñanza novedosos con pocos recursos, pero que cumplen su objetivo de preparar para la vida, teniendo en cuenta los contenidos del programa, las habilidades a potenciar en los juegos de roles, la lengua materna, nociones elementales de las matemáticas, educación física”.

“En realidad no todo el mundo cuenta con las destrezas artísticas, no somos pintoras, ni verdaderas artesanas, pero ahí se pone a prueba el poder de la colectividad, la cooperación y el apoyo de los instructores de arte”.

Aunque se trate de economía, no constituye simple matemática; en la comprensión de cuánto daño hacen las limitaciones del Bloqueo al  desarrollo de la Educación cubana y la formación de las nuevas generaciones, no faltan los cálculos, sino el corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s